SERVICIO DE AYUDA A DOMICILIO (SAD):

Este servicio va dirigido a las personas con enfermedad mental que carecen de continuidad en el seguimiento médico – paciente (no acuden a las citas con el psiquiatra, abandonan el tratamiento) y/o presentan un aislamiento social muy acusado (no participan en ninguna actividad, permanecen en casa prácticamente todo el día).

 

Desde el Servicio se proporciona al usuario la ayuda necesaria para posibilitar su vinculación con los servicios de la comunidad que puedan favorecer su integración social y las condiciones de vida más autónomas y normalizadas posibles. Además, se ofrece el entrenamiento necesario para favorecer el éxito y la utilidad del empleo de dichos servicios. El tratamiento se realiza en el entorno del usuario de manera activa y directa, trabajando al mismo tiempo con las familias para potenciar la rehabilitación.